¡NOVEDAD!

El Conjunto Histórico

La Ermita de Nuestra Señora de Guadalupe

La Ermita de Nuestra Señora de Guadalupe es un bello ejemplo de la arquitectura tradicional canaria. Está formada por una sola nave, en la que destacan sus paredes blancas y su techo de tea canaria, con exquisitos detalles labrados en la madera.

La Ermita contiene piezas de gran valor histórico – artístico, entre las que destacan el retablo mayor y dos retablos menores ubicados en los laterales. El Retablo Mayor es una obra única adosada al muro separador del presbiterio y la sacristía. Está realizado en piedra de cantería de Arucas, si bien ha sufrido a lo largo de los años sucesivas capas de encalado y pintura.

Los retablos menores son atribuidos al pintor barroco canario Juan de Miranda (1723-1805). Uno de los retablos es un tríptico con las imágenes de Santo Domingo en el centro, y Santa Catalina y Santa Lucía a derecha e izquierda. El otro, es un díptico, también en madera cromada, con las imágenes de San Andrés y San Francisco de Asís.

Los suelos y paredes del interior de la Ermita custodian cuatro sepulturas, siendo una de las cuales la de D. Fernando del Castillo Ruiz de Vergara Bethencourt y Amoreto (Conde de la Vega Grande), no teniendo identificación otra de ellas.

La Casa Condal

La Casa Condal es una edificación en la que también se puede apreciar los rasgos característicos de la arquitectura tradicional canaria. Se trata de una elegante hacienda de dos pisos y con techos a dos aguas.

El acceso principal a la Casa Condal se realiza por una gran puerta que da acceso al patio empedrado. Una luminosa balconada conecta las estancias del piso superior en la Casa Condal, en ellas destaca su techo a dos aguas, sus suelos nobles y la elegancia de los ventanales.

En la actualidad las estancias de la Casa Condal, que disponen de gran luminosidad, están preparadas para acoger pequeñas reuniones y banquetes. Uno de los laterales de la Casa Condal se ha habilitado como suite dotada de las mejores comodidades alojar a los novios en la noche nupcial o convertirse en un espacio reservado para los promotores u organizadores de eventos corporativos.

La Sala de Crianza y la sala de Catas también están ubicadas en estancias históricas. En el primer piso se encuentran las barricas de vino, mientras que en el segundo piso se encuentran dos estancias en las que se puede degustar los Vinos Vega Grande o celebrar una comida organizada.