¡NOVEDAD!

Vega Grande Tempranillo (Cosecha 2008)

La cosecha 2008 se ha caracterizado por unas abundantes precipitaciones  de 394 litros/m2.

Las lluvias invernales acumuladas en el periodo de octubre a marzo (175 litros/m2) aportaron una reserva hídrica suficiente, provocando una brotación vigorosa y homogénea. Esta se desarrolló con normalidad, gracias a las suaves temperaturas del mes de abril y a la total ausencia de heladas primaverales.

En el mes de mayo, el frío y las abundantes precipitaciones retrasaron la floración y el ciclo vegetativo. Durante la floración, las bajas temperaturas y las constantes lluvias, provocaron ciertos problemas de corrimiento, sobre todo en la variedad tinta de toro. Como consecuencia los rendimientos por hectárea se han visto disminuidos en un 30%. Los meses de julio y agosto fueron frescos, secos y soleados, sin apenas estrés hídrico para las plantaciones gracias a las abundantes lluvias primaverales. Las bajas temperaturas retrasaron la maduración de la uva ocasionando que la vendimia fuera más tardía de lo habitual durante los últimos años.

Las suaves temperaturas de finales de agosto hasta mediados de septiembre, permitieron una mejor y más lenta maduración de la uva, llevando a la obtención de mostos frescos, aromáticos y con gran intensidad colorante.

La vendimia se desarrolló con normalidad y la uva presento un excelente estado sanitario. La variedad tempranillo, gracias a una correcta conducción en espaldera, soportó bien la presión de la podredumbre provocada por las abundantes lluvias del mes de octubre.

Los vinos tintos presentan una intensidad aromática excelente, con una muy buena acidez y un grado alcohólico moderado, que aseguran una perfecta evolución en botella. En boca tienen un gran volumen y persistencia gracias a la disminución de los rendimientos de producción. Gracias a este equilibrio y a una concentración tánica suficiente, los vinos son adecuados para su crianza en barrica.

  • Grado                         13º                                         
  • Acidez Total               5.0 g/l en ácido tartárico                                              
  • pH                               3.61                                        
  • Azucares                   <2 g/l
  • IPT                              55                                           

Introducción

Este vino ha sido creado dentro de un concepto de libertad de elaboración a partir de una esmerada selección de los mejores pagos y cepas de la  variedad Tempranillo procedentes de suelos cascajosos en las tierras aluviales de la región del Duero. Esta variedad produce vinos muy aromáticos, de gran cuerpo y color, bien estructurados y provistos de frescor e intensidad. Las variedades Syrah y Merlot, cuyo porcentaje en la mezcla no supera el 15%, aportan una mayor estructura y complejidad.

En la vendimia, fijada por nuestro departamento técnico, sólo se aceptan tempranillos bien soleados y maduros que se almacenan en cajas de capacidad máxima para 18 kilos con el fin de evitar la rotura del fruto. La fermentación se realiza a temperatura controlada de entre 24ºC y 26ºC, con maceraciones o encubados cortos de tan solo una semana. Hace la fermentación maloláctica en depósito y una crianza posterior de 6 meses en barricas bordelesas nuevas de roble americano.

Nota de Cata

  • Vino de color cereza muy cubierto.
  • De intensidad aromática alta, con aromas de frutas negras maduras y notas ahumadas finas, con un fondo de tostados. 
  •  En boca es cálido, carnoso, potente y de taninos presentes pero pulidos. La acidez es moderada, con un final largo y agradable donde se percibe el roble más definidamente.